Las Nuevas Tecnologías en Orientación Profesional

 En unos pocos años la sociedad ha sufrido un gran cambio que podríamos analizar desde muchas perspectivas, pero el más destacable es la velocidad en que actualmente pasa la información de un espacio a otro, de una persona a otra y la cantidad de información que cada individuo llega a manejar. Esta nueva sociedad no tiene espera. Los cambios que hemos visto hasta ahora no serán nada comparados con los que vendrán. El mundo visual que nos rodea (internet y los medios audiovisuales en general) es un nuevo lenguaje, una nueva manera de acceder al conocimiento y como tal cambiará el cerebro y las estrategias de aprendizaje de cada persona. Ya nada puede volver a ser visto como lo era hasta ahora.

    En la actualidad las nuevas tecnologías se encargan de una gran diversidad de transmisión de entre los que destaca el ámbito de la orientación profesional.

    Esta se ha visto beneficiada por este ámbito, debido a la ayuda a la hora de transmitir información profesional, como la búsqueda de trabajo, la formación de la persona, ayuda en los centros educativos a la hora de orientar a los alumnos, información de los nuevos cursos en los canales de radio, televisión o prensa.

Image

Las Nuevas Tecnologías en Orientación Profesional

    En unos pocos años la sociedad ha sufrido un gran cambio que podríamos analizar desde muchas perspectivas, pero el más destacable es la velocidad en que actualmente pasa la información de un espacio a otro, de una persona a otra y la cantidad de información que cada individuo llega a manejar. Esta nueva sociedad no tiene espera. Los cambios que hemos visto hasta ahora no serán nada comparados con los que vendrán. El mundo visual que nos rodea (internet y los medios audiovisuales en general) es un nuevo lenguaje, una nueva manera de acceder al conocimiento y como tal cambiará el cerebro y las estrategias de aprendizaje de cada persona. Ya nada puede volver a ser visto como lo era hasta ahora.

    En la actualidad las nuevas tecnologías se encargan de una gran diversidad de transmisión de entre los que destaca el ámbito de la orientación profesional.

    Esta se ha visto beneficiada por este ámbito, debido a la ayuda a la hora de transmitir información profesional, como la búsqueda de trabajo, la formación de la persona, ayuda en los centros educativos a la hora de orientar a los alumnos, información de los nuevos cursos en los canales de radio, televisión o prensa.

soft_libre

¡¡Bienvenidos al Blog!!

¡Hola!:

Somos unas alumnas de 3º de Educación Social, Paula y Rocío, de la Universidad de Huelva. Hemos creado este blog, debido a una de las asignaturas que cursamos en este último año de carrera, como es la de Formación Abierta y a Distancia. Hemos elegido un tema y sacado de este los puntos más interesantes, esperemos que os guste y que nos aporten para poder mejorar.

Anímate, ¡dale al play y leenos!

¡Un Saludo!

Concepto de sexualidad y su terminología

La sexualidad es el conjunto de condiciones anatómicas, fisiológicas y psicológico-afectivas que caracterizan el sexo e cada individuo. También, desde el punto de vista histórico cultural, es el conjunto de fenómenos emocionales, de conducta y de prácticas asociados a la búsqueda del placer sexual, que marcan de manera decisiva al ser humano en todas y cada una de las fases determinantes de su desarrollo en la vida.

El término “sexo” deriva del latín “sexus”, por “sectus”, sección, separación, del griego “genos” (del cual deriva a la vez la palabra “genitalidad”) y aparece usado por primera vez en “De inventione I” de Cicerón.

Concepto de riesgo y de práctica de riesgo en la sexualidad

Es la probabilidad de que suceda un evento, impacto o consecuencia adversos. Se entiende también como la medida de la posibilidad y magnitud de los impactos adversos, siendo la consecuencia del peligro, y está en relación con la frecuencia con que se presente el evento.

En el ámbito sexual se refiere a aquellos actos que pueden llevar a la transmisión de una enfermedad sexual, sobre todo el tan temido SIDA.
Pensamos que esta expresión no suele atraer mucho, porque no se corresponde en absoluto con la realidad. ¿Viajar en coche es una práctica de riesgo? ¿Y hacerlo en avión? ¿No es arriesgado vivir en La barriada de la navidad? Sin embargo en todos estos casos parece que se trata de peligros pequeños. El accidente de tráfico o la catástrofe aérea, aunque más trágicas, tienen una incidencia insignificante.
Pues lo mismo ocurre con las prácticas sexuales. Lo que pasa es que decirlo parece de temerario y de inútil. Pues pensamos que no, lo cierto es todo lo contrario, el pánico ante una relación sin preservativo, que atormenta a muchas personas, es algo patológico e innecesario.

En síntesis, una conducta sexual de riesgo se define como la exposición del individuo a una situación que pueda ocasionar daños a su salud o a la salud de otra persona, especialmente a través de la posibilidad de transmisión de enfermedades sexuales como el SIDA, o por embarazos no deseados y las consecuencias que presenta estos problemas.

DATO DE INTERÉS: En España viven entre 120.000 y 150.000 personas bien con infección por VIH, bien con la enfermedad de SIDA, lo que supone un 0,3% de la población, aunque un 25% de ellos no han sido diagnosticados y desconocen su estado serológico

¿Asumen los jóvenes estos riesgos sexuales?

Casi la mitad de los jóvenes españoles, exactamente un 40%, asumen conductas de riesgo en sus relaciones sexuales, a pesar de asegurar que tienen información sobre las consecuencias y acceso a los métodos anticonceptivos.

Según los propios jóvenes, los riesgos se deben a lo imprevisto de las relaciones, al mal uso de los anticonceptivos o a la precipitación del momento.

Datos estadísticos de la sexualidad en los jóvenes

El riesgo que más preocupa a los jóvenes es el embarazo no deseado (94,7% de las mujeres), muy por encima de las enfermedades de transmisión sexuales (31,2% para las mujeres y 38,2% para los hombres) o la infección del virus del SIDA (22,1% para los hombres y 19,3% para las mujeres).
El 92,7% de los chicos y el 87% de las chicas que han sido encuestadas aseguran que han tenido alguna relación sexual, un 75% de ellos con penetración. La edad media de los jóvenes que mantienen relaciones sexuales completas es de 16,5 años en los chicos y de 16,9 en las chicas.

Como dato medio, los chicos afirman mantener 8,4 relaciones sexuales al mes mientras que las chicas elevan esta cifra a 9,1.

Anteriores Entradas antiguas